domingo, 23 de septiembre de 2007

Puerto Deportivo de Dénia (inundaciones en pleno agosto)


Cuando el agua te llega por los tobillos, no hay más remedio que andar descalzo (y aún más cuando el calzado es de ante...)
Eso sí, antetodo gorgeous.

1 comentario:

Galis dijo...

Bonita combinación. Si señor
Solo me sobran las pulseras. Pero por lo menos llevas menos q Marichalar.

En serio: bonita combinación y q pena de zapatos bajo la lluvia!!